En La Vaquería Montañesa te saludaremos desde la barra de mármol, te acomodaremos en unas mesitas redondas de Bilbao de STUA para que te tomes un aperitivo fino. Verás tu reflejo como si estuvieras en el Paris de los años 50 en un espejó de la época que diseñó Jacques Adnet para Hermés. Te instalarás en unas mesas de madera preciosas finlandesas diseñadas en los años 50 por Ilmari Tapiovaara de Artek, una casa fundada en 1935 por 4 idealistas entre los que estaba Alvar Aalto que llegó muy Alto.

Foto espejo chica
Una foto, que lo refleja todo. Foto@Pablo Zamora

 

Te sentarás en Sillas Ton, hechas a mano una a una en un pueblo checoslovaco. Te serviremos en la vajilla francesa Jars de una familia de ceramistas franceses que trabajan juntos desde 1857. Te quedarás de tertulia en los Love Bench, unos bancos románticones de madera ingleses para sentarte de dos en dos y trasnochar. Comerás con cubiertos de Liberty, una fábrica americana que llegó a ser una de las más importantes del mundo pero que con la globalización sólo quedan 40 personas…Les encontramos un día leyendo el gigantesco NYTimes.

espacio la vaqueria BR
la Vaquería por Maria Gorbeña

 

 

Las servilletas vienen de una fábrica textil de Alcoy, Alicante y hemos elegido el diseño de la tela junto con ellos (te las querrás llevar a casa de mantel individual) Las cenas las iluminaremos con las lámparas de Flos diseñadas por los hermanos Ronan & Erwan Bouroullec, que descienden como lianas urbanas en nuestros techos lejanos.

3 retratos
3 retratos y uno más, de Pablo Zamora @Pablo Zamora

En los muros, el Zahara de los Atunes en blanco negro de María Gorbeña. Enfrente, un trabajo de Pablo Zamora para la revista ICON retratando al diseñador de moda Rafa Bodgar, de Cromoshomo y al fotógrafo Kito Muñoz. Entre ambos muros, unidos por dos grandes fotógrafos madre e hijo: La Vaquería Montañesa.

Nos hemos criado siendo modelos de la Mamma lo primero y ahora nuestros hijos son modelos ocasionales de Pablo (a nosotros sólo nos dispara cuándo no le queda más remedio). Crecimos con muchos libros, muchos de foto y otros de poesía, toda la colección de Anagrama, Tusquets y Seix Barral y yendo de excursión a casas vacías dónde nuestra madre hacía bodegones con flores muy melodramáticas y ahora la verdad, nos alegramos de haber tenido esa infancia lejos FB. Y de que se nos quedara “algo” de esa sensibilidad familiar. Aunque todo es compatible, y la sensibilidad 3.0 es Pablo y su instagram que tiene miles de fans (“asín en plural” que diría Chus Lampreave en una de Almodóvar) y nos encanta.

El trío de Zamora-Gorbeña-Sebrango se ha encargado de la decoración si la comida refleja 20 años de ruta gastronómica por el mundo, siendo mundo también Madrid, la deco también es fruto de María Gorbeña: 18 años de trabajo en los 90 como fotógrafa de Nuevo Estilo; de Pablo Zamora: 14 años de Pablo Zamora fotografiando casas por el mundo con AD, viajando con VOGUE LIVING, retratando almas con su Leika y los 15 de Merche Sebrango como Arquitecta Técnica. Este más que Family Affair ya recuperó con éxito El Machi, Taberna La Carmencita, y Celso y Manolo.